Clientes difíciles SPA

Cómo tratar con clientes difíciles en el SPA

Cuando gestionas un SPA, es inevitable encontrarse con clientes difíciles en algún momento. Estos clientes pueden ser una fuente de estrés y desafíos, pero también son una oportunidad para mejorar la calidad del servicio y fortalecer la relación con los clientes. En este artículo, te ofrecemos consejos para tratar con tres tipologías de clientes que seguramente te has encontrado o te encontrarás en tu SPA.

 

Tipos de clientes en el SPA

 

1. Clientes que llegan tarde o no se presentan

 

Los clientes que llegan tarde o no se presentan a su cita pueden afectar directamente al funcionamiento del SPA. Es fundamental informar a los clientes, en el momento de hacer la reserva, sobre la importancia de llegar puntualmente y, si es necesario, enviar un recordatorio del horario de la cita. Si a pesar de esto el cliente llega tarde o no se presenta, considera aplicar una comisión de cancelación para mostrar la seriedad del compromiso y el respeto al tiempo de los terapeutas y otros clientes.

2. Clientes con altas expectativas

 

Estos clientes reservan servicios o tratamientos especiales para ocasiones importantes, y a veces sus expectativas pueden ser difíciles de satisfacer debido a circunstancias externas. Escucha atentamente sus reclamaciones y muestra empatía hacia su situación. Comunica claramente las limitaciones o imprevistos y, si es posible, ofrece soluciones alternativas. Un lenguaje corporal amable y una actitud positiva pueden ayudar a disminuir la frustración del cliente.

 

3. Clientes impacientes

 

Los clientes impacientes, que no toleran retrasos o inconvenientes mínimos, pueden ser desafiantes. Es importante mantener la calma y no entrar en su dinámica de estrés. Explica con amabilidad que el objetivo del SPA es brindar un ambiente relajante para que los clientes se sientan mejor. Ofrece un servicio de calidad y procura cumplir con los horarios para evitar situaciones que puedan desencadenar impaciencia.

 

Conclusión: Cómo tratar con clientes difíciles en el SPA

 

En conclusión, lidiar con clientes difíciles es una habilidad importante para mantener la armonía en tu SPA y fomentar la satisfacción del cliente. Escucha, muestra empatía, comunica claramente y busca soluciones alternativas cuando sea posible. Recuerda que cada cliente es único y su experiencia en el SPA puede influir en su percepción y fidelidad. Tratar con amabilidad y profesionalidad a los clientes difíciles puede generar un impacto positivo en la reputación y rentabilidad de tu SPA. ¡Maneja estas situaciones con confianza y asegura una experiencia placentera para todos tus clientes!


Susana Melchor – Consultora Internacional Beauty, SPA & Wellness

Licenciada en Económicas, y con 3 Másters en Dirección Hotelera, Marketing Digital y Estética Profesional. Speaker, formadora y autora de varios libros sobre el sector Wellness.

Recuerda que puedo ayudarte a través de mi servicio de Consultoría SPA.

¿Le gustaría mejorar la rentabilidad de su SPA o Área Wellness?

5/5 - (12 votos)